Once 34































Detrás de cada nombre raro que ponemos en los presupuestos de materiales impresos en cada acción de publicidad exterior hay un mundo de aplicaciones que no está de mas recordar para cuando busquemos nuevos soportes publicitarios.

Empezaremos por el PET o PETE. Es un material transparente que admite colorante. Con alta capacidad de resistencia al desgaste y la corrosión en general. Las aplicaciones más corrientes son las botellas de bebidas carbonatadas (no en vano resiste muy bien el CO2; pero también se usa en tejidos. Se trata de un polímero de polietileno derivado del etileno (H2C=CH2).

Pasamos por alto otros materiales de la familia como el poliestileno de alta densidad (HDPE), porque tiene aplicaciones más industriales que publicitarias. No así el de baja densidad (LDPE) que está indicado para menaje desechable, bolsas de plástico. Estamos pensando en estampación por serigrafía y tampografía.

Los siguientes materiales son, de largo, los más utilizados en el mundo publicitario, por muchos motivos: durabilidad, usabilidad, facilidad de personalización, ligereza, precio...

El PP o polipropileno (CH3−CH=CH2) es un material de baja densidad, gran rigidez y alta resistencia térmica. En distintas configuraciones de plancha se utiliza para infinidad de aplicaciones publicitarias (packaging, cartelería, etc) ya que admite su impresión con serigrafía o impresión digital. Es importante decir que precisa de tratamiento previo de aditivos par poder lograr una correcta fijación de los pigmentos.

El PVC o policloruro de vinilo (CH2=CHCI) o vinilo, el que más te suena, de este merecería hacerse una entrada monográfica. Solo tendrás que tener en consideración que las mismas planchas de PVC espumado (o Forex como se conoce a la principal marca de este producto) son del mismo material que el 100% de los vinilos (con todas sus características). Al igual que en el caso de polipropileno, se puede personalizar con cualquiera de las técnicas de impresión del mercado, pero por ser un material más inestable se puede obtener en un acabado flexible que todos conocemos.

A grosso modo todos estos polímeros se suelen clasificar en función de las propiedades plásticas que poseen: esto es, su estructura interna: la que permite variarse y obtener diferentes formas.

Atendiendo a esto, hay tres grupos: termoplásticos, termoestables y eslastómeros. Si queréis lo podemos dejar para otra entrada. Pero con estas notas ya podrás entender el por qué de diferentes materiales y diferentes usos.

Un saludo y hasta pronto!.

     


Entradas recientes

Etiquetas