Nuestro Blog

Últimas noticias
La importancia de transmitir profesionalidad
> La importancia de transmitir profesionalidad

Cuando te decidas a poner el patrimonio y empeño en un proyecto empresarial, lo más normal es comenzar a transmitir serenidad a los que te rodean y, al mercado al que te diriges, proyectando una imagen profesional.

Los clientes verán en tu marca la solidez que eliminará miedos e inseguridades a la hora de decidirse por tu oferta, mientras que cualquier inversor podrá ver que vas en serio.

Nada mejor pues que registrar tu marca en la Oficina Española de Marcas y Patentes.

Nuestra administración usa un sistema que se denomina de Niza, nombre que toma del acuerdo que se firmó en esa ciudad en 1957, al igual que los otros 90 países que suscribieron dicho método y que simplifica el modo en que se contemplará la marca en cualquiera de los suscriptores.

Marcas y denominaciones comerciales se clasifican en función de los productos y servicios que se quieran proteger. Como podréis imaginar, la definición de cada clase es crucial, pues tu marca estará vinculada y protegida con cada clase en que se ampare. Lo cual implicará multitud de prerrogativas (usurpación de tu nombre en RR.SS., dominios web, etc).

Actualmente hay 45 clases reguladas en el acuerdo de Niza: 34 para proteger productos y 11 para productos.

Normalmente el proceso comienza con una solicitud administrativa que te concede la expectativa del derecho a registrar tu marca. Suele hacerse en 24 horas y es muy cómoda desde la aparición de métodos telemáticos: se requieren los datos completos del titular así como la denominación a proteger.

Tras este primer acercamiento, llegaremos a la publicación de tu solicitud. Sirve para que terceros aleguen lo que estimen oportuno en relación a la lesión de sus derechos. Principalmente relativos a que unas marcas solapen a otras en relación a servicios que se quieran proteger bajo el paraguas de la inscripción.

Sucede que, en ocasiones haya marcas que hayan solicitado la inscripción y estén en lo que la Ley llama Prohibición Absoluta (una marca muy genérica, muy descriptiva o haciendo a una mención geográfica). Se imaginativo y no cometas el error de apropiarte del nombre de tu ciudad si no quieres llevarte sorpresas desagradables.

La resolución definitiva la recibirás en seis meses desde la publicación o en doce si hubo alguna incidencia durante el trámite de resolución.

En cualquier caso, podremos ayudarte en el trámite, si es tu deseo, en caso de que requieras asesoramiento para conseguir el ansiado “marca registrada”. No dudes en consultarnos. En mi caso queda particularmente bien ser una Start Up con marca registrada detrás de la figura de un autónomo.

Hasta pronto!

Autor: