Nuestro Blog

Últimas noticias
El valor del Packaging
> El valor del Packaging

Un tercio de las decisiones de compra de un producto se toman basadas en su empaquetado. Si a eso le añadimos que el impulso de adquirirlo dura aproximadamente siete segundos, sobra afirmar la importancia del envoltorio. O como lo llamamos los que nos dedicamos a esto: packaging.

Hablando de productos promocionales o de regalo, ocurre lo mismo. Un buen envoltorio lo va a poner en valor y le aporta un valor añadido nada desdeñable, aunque el objeto en sí carezca de utilidad. Pero nuestro interés va más allá: la viralización.

¿Y por qué decimos esto? Un reciente estudio entre jóvenes de 18 a 24 años determinó que casi dos tercios de los encuestados compartirían una foto de su compra en redes sociales si el envoltorio fuera imaginativo o llamativo. Tentador, ¿verdad?

¿Cuáles son los elementos fundamentales del packaging? ¿Esos que pueden ayudarnos a vender mejor nuestro producto y colmar la satisfacción del comprador? Podemos empezar por lo más básico: el color y la tipografía. El primero es tan importante que, según el estudio Impact Color in Marketing puede influenciar hasta en un 90% la decisión de compra. El negro, por ejemplo, siempre ha estado relacionado con la elegancia y el poder. Por su parte, la tipografía puede darle un toque divertido, austero o elegante al envoltorio.

Obviamente los materiales también son fundamentales. En este aspecto funcionan muy bien los cartones, que pueden tener múltiples acabados y gramajes. Son una solución elegante, que puede adaptarse a cualquier forma, de coste contenido y que poco peso, lo que lo hace más fácil de transportar. Por su parte, la madera aporta nobleza al contenido, pero dispara el coste.

Por último, algo que no hay que olvidar es que, el envase debe de estar acorde con lo que guarda en su interior. Ser una prolongación que le dé más valor. Con ello nos garantizaremos, en la mayoría de las ocasiones, no decepcionar a nuestro cliente.

Autor: